Macri festeja la exportación de dulce de leche mientras en Argentina aumentó más de un 300% en su gestión

En 2015, el pote de 400 gramos estaba a menos de $12 y hoy ronda los $40, Al país asiático mandaron 315 cajas.

Con bombos y platillos, Mauricio Macri celebró que en una góndola de un supermercado japonés se ofrece dulce de leche elaborado en la provincia de Santa Fe. Mientras tanto, a 18.358 kilómetros en el país que preside, hubo un fuerte aumento del precio en góndola.

Según el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda, el dulce de leche aumentó un 47,9% en 2018, unas décimas por encima de la inflación oficial. Un pote de la misma marca que se vende en Japón cuesta más de $240 en un hipermercado local, uno de una primera marca láctea sale unos $70 y los de “Precios Cuidados” de 400 gramos rondan los $40.

El consumo de dulce de leche viene en baja desde 2013 cuando llegó al pico de 3,18 kilos por habitante, según el informe del Ministerio de Agroindustria. En 2016 se consumieron casi 2.000 kilos menos que en 2015. Ese año, el pote de 400 gramos en “Precios Cuidados” estaba a $11,65. En la era Macri, aumentó a más del triple.

CUATRO PALLETS

La exportación que festejó como un nuevo brote verde el Presidente, fue anunciada en julio de 2018. La empresa radicada en Sauce Viejo embarcó 315 cajas llenas de frascos de 450 gramos de dulce de leche. Equivaldría a unas tres toneladas.

“Nuestra primera exportación data de 1978, lo que ocurre es que la exportación ha seguido los ciclos económicos del país. En los últimos veinte años fueron muchas las compañías que tenían excelentes productos y desaparecieron por culpa de la ciclotimia de nuestra economía”, contaba Alejandro Bertin, director y gerente general de Establecimientos San Ignacio al diario La Nación.

El dulce de leche en Japón se consume muy poco, se consigue en pocos lugares y es caro. En las redes sociales, grupos de argentinos en tierras niponas comparten dónde comprarlo. Antes de la exportación, un grupo de emprendedores paraguayos elaboró el producto cuya creación se habría dado gracias a un accidente culinario de la criada de Juan Manuel de Rosas. El pote de 250 gramos cuesta 800 yenes, unos 250 pesos argentinos. Casi $1.000 el kilo. El premium exportado desde Sauce Viejo, seguramente está unos cuantos yenes más.

M1