Por primera vez desde la creación de la UCR, no habrá un radicales en las fórmulas presidenciales

Sólo Margarita Stolbizer se postuló en 2015 como cabeza de la alianza Progresistas, pero este año ningún radical levantó bandera. La última fórmula 100% “correligionaria” fue en 2003.

Las fórmulas presidenciales para las elecciones 2019 ya están definidas, y no hay un solo miembro de la Unión Cívica Radical en ellas.

En las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO) de ese año participó también Ernesto Sanz, actual presidente de la UCR, quien compitió con Lucas Llach de vice contra la fórmula de Mauricio Macri y Gabriela Michetti, y la de Elisa Carrió y Héctor Flores.

Sólo cuatro años antes, en 2011, los radicales habían llegado a las elecciones generales (las primeras con PASO) con una fórmula 100% propia encabezada por Ricardo Alfonsín y Javier González Fraga de vice, pero sin el nombre del partido a la vista: era la Unión para el Desarrollo Social.

Elisa Carrió, mientras tanto, se postuló con Adrián Pérez por la coalición Cívica ARI.

En 2007 hubo más fórmulas con radicales, desde los K como Julio Cobos, vicepresidente de Cristina Kirchner en su primer mandato, hasta Ricardo López Murphy, quien se presentó por Recrear.

También compitió Gerardo Morales, actual gobernador de Jujuy, quien se postuló como vice del peronista Roberto Lavagna por Concertación UNA.

La última vez que la UCR tuvo una fórmula presidencial propia fue en 2003, cuando Leopoldo Moreau (ahora alineado con el peronismo) se presentó junto a Mario Losada.

López Murphy y Carrió también compitieron ese año, pero en binomios distintos y con otras alianzas.

Mucho había cambiado en el país en 2003, pero la votación anterior, en 1999, un radical había ganado las elecciones generales: Fernando de la Rúa, con Carlos “Chacho” Álvarez de vicepresidente por la Alianza.

La UCR tuvo su propia fórmula también en 1995, con Horacio Massaccesi para Presidente y Antonio Hernández para vice, y en 1989 con Eduardo Angeloz como titular secundado por Juan Manuel Casella.

En 1989, tras el histórico mandato de Raúl Alfonsín y Víctor Martínez que empezó en 1983 con el regreso a la vida democrática, ganó el binomio justicialista compuesto por Carlos Menem y Eduardo Duhalde.

M1