La Policía detuvo a un empleado desleal y otras tres personas por vender materiales de una constructora

A través de la investigación policial se estableció que el empleado de una empresa constructora vendía arena y piedras sin autorización del responsable de la firma, y utilizando un camión era depositado en el obrador de una ferretería del B° República Argentina.

El miércoles último en horas de la tarde, efectivos de la sección Robos y Hurtos del Departamento Informaciones Policiales realizaron recorridas de rutina por distintos barrios de la zona norte de esta ciudad capital, abarcando caminos alternativos de los Barrios Namqom, Lote 33, Lote 34, Lote 67, Norte, Norte Bis, y Rutas Nacionales 11 y 81 respectivamente.

En ese contexto de observación constante, advirtieron que un camión volcador Mercedes Benz 1114, circulaba por la ruta nacional N° 11 en sentido Norte – Sur, con dirección a la ciudad, y antes del control policial ubicado en el acceso Sur -frente al barrio Namqom-, ingresó por un camino alternativo de tierra que sale al barrio Luján, para evitar el puesto de control caminero.

Esa situación llamo la atención en los investigadores, quienes interceptaron el rodado, identificaron a sus ocupantes y verificaron el cargamento, constatando que dos hombres trasladaban al menos 9 toneladas de piedra, valuadas en 27.000 pesos, sin contar con documentaciones que acrediten la procedencia y/o destinatario del material, procediéndose al secuestro preventivo del rodado y la demora de los dos sujetos.

La extraña situación que rodeo al caso llevo a los efectivos de la Policía a realizar una investigación más exhaustiva, estableciéndose a través de trabajos de campo que la piedra se cargó en una conocida empresa Constructora que se encuentra en la intersección de las rutas nacionales 11 y 81, donde un empleado desleal cargó el camión sin autorización del responsable de firma, cuyo material serían comercializados y depositados en el depósito de una ferretería del barrio República Argentina.

Los datos obtenidos fueron puestos a disposición del juez de Instrucción y Correccional en turno quien otorgó dos órdenes de allanamiento, uno para el domicilio transitorio del empleado desleal en el barrio Namqom y otro para el obrador de la ferretería de mención.

El jueves por la mañana con ambas órdenes y un nutrido grupo de efectivos, se realizaron los mandamientos judiciales, secuestrándose en el barrio Namqom un teléfono celular que será sometido a análisis; en tanto en el obrador se secuestró arena y piedra que interesan a la causa, como así a la detención del encargado del lugar.

Los cuatro detenidos y los efectos secuestrados fueron trasladados al Departamento, donde se les notificó situación procesal en causa judicial y quedaron alojados a disposición de la justicia.