El Municipio informa sobre reglamentación para instalación de cartelería

La Municipalidad de la Ciudad, a través de la Dirección de Obras Privadas, comunicó cuáles son los requisitos que se deben cumplimetar para la instalación de todo tipo de carteles promocionales, al tiempo que anunció la notificación a los responsables que hayan montado una estructura de estas características sin la presentación correspondiente ante el área competente.

El comerciante o empresario interesado en la instalación de un cartel, en primer lugar debe dirigirse a la Dirección de Obras Privadas, sita en Fotheringham y Fortín Yunka, o ingresar al sitio web www.formosatuciudad.gob.ar .

Los requisitos básicos son:

-Formularios base donde consta la información acerca de propietario del inmueble, tipo de cartel, entre otros. Si no es el dueño del lugar, la empresa o particular deberá presentar la documentación de alquiler del terreno o edificio.
-Póliza de seguro contra terceros por cualquier eventualidad.
-Tres juegos de planos y el cálculo de la estructura, si correspondiere (todo con aval de un profesional).
Cumplimentadas estas presentaciones, se genera un número de matrícula del cartel, que luego se envía a la Secretaría de Hacienda para que proceda al cobro mensual por la explotación de dicha publicidad.

Por la proliferación de carteles publicitarios en diversos sectores de la ciudad, la Municipalidad está realizando relevamientos en cada barrio, para constatar en qué situación se encuentra cada una de esas estructuras.

La directora de Obras Privadas, arquitecta María Emilia Romea, informó que “en esta próxima semana vamos a iniciar las notificaciones, invitando a cada responsable a que se acerque a regularizar su situación. Lo que nos interesa es que los carteles estén instalados en condiciones de seguridad, declarados y con sus números de matrículas”.

Las personas interesadas en alquilar su inmueble para que una firma instale cartelería deben cerciorarse que el proyecto esté aprobado por la Comuna, para tener la tranquilidad que todo se va realizar con la seguridad correspondiente y no tengan que afrontar la responsabilidad compartida con quien instaló el cartel si se produjera un siniestro que dañe a terceros.