Un caso de desorden culminó con cuatro aprehendidos, un efectivo lesionado y un móvil dañado en Ingeniero Juárez

Un grupo de jóvenes que ingería bebidas alcohólicas y molestaba a los transeúntes, arremetió con elementos contundentes contra los uniformados que pretendían hacer cesar su conducta y el desorden terminó con un efectivo herido y un móvil policial dañado.

Pasadas las 18 horas del martes último, integrantes de la Policía de Formosa recorrían el barrio Obrero de Ingeniero Juárez, con la finalidad de prevenir delitos y contravenciones.

En un momento dado observaron que un grupo de jóvenes, que ingería bebidas alcohólicas en la vía pública, molestaba a vecinos del sector y ocasionales transeúntes, alterando la tranquilidad y el orden del vecindario.

Al tratar de identificarlos y dialogar para que desistan con su accionar, los inadaptados comenzaron arrojar todo tipo de elementos contundentes (escombros, botellas, entre otros) hacia los uniformados.

Ante la agresión, los auxiliares de la justicia realizaron maniobras para disuadir a los jóvenes, pero lejos de ello continuaron agrediéndolos, solicitando la colaboración de otras dependencias, logrando así la aprehensión de cuatro sujetos que participaron de la agresión, lesionaron a un efectivo y dañaron un móvil de la Institución.

Por el hecho se inició una causa judicial caratulada “Lesiones, Daño, Intimidación Pública, Resistencia contra la Autoridad en Poblado y en Banda”. Los detenidos fueron notificados de su situación procesal y permanecen alojados a disposición del Juzgado de Instrucción y Correccional de Las Lomitas.