Editoriales advierten por fuerte caída de ventas

En el marco de la Feria Provincial y Nacional del Libro 2018, el expositor Federico Giménez, de Ediciones Ficus, remarcó que “estamos atravesando una época muy difícil junto con todas las ramas de la industria que tiene que ver con un proceso económico muy recesivo”, debido a las políticas nacionales.

Explicó que “venimos en representación de la Cámara Argentina del Libro (CAL), en una acción colectiva con otros colegas y editoriales, trayendo novedades que abarca el universo de la literatura contemporánea, ensayos en distintas ramas de la ciencia, literatura infantil, entre otros”.

“Estamos muy contentos de estar acá, la mayoría de las editoriales que vinimos somos de Buenos Aires, igualmente hay materiales que vienen de afuera, venimos todos los años con este caudal de editoriales desde la Cámara”, comentó.

Hizo notar que “no baja el consumo de libros en estos tiempos de tanta utilización de tecnologías, se mantiene dado que no es tan popular el uso de tabletas para la lectura o los famosos e-books. No es tan habitual el consumo de los mismos, lo cual hace que la persona que va a comprar un libro lo haga en formato tradicional de hojas. Los libros se compran en formato papel”.

Giménez advirtió que “estamos atravesando una época muy difícil junto con todas las ramas de la industria que tiene que ver con un proceso económico muy recesivo que hace que aumenten mucho los precios”.

Como “el libro no es una necesidad de primera urgencia, en épocas recesivas cuando tenés que empezar a recortar gastos lo hacés con los gustos y entre ellos cae el libro. Eso hizo que baje muchísimo la venta y se cierren muchísimas librerías en este tiempo, sobre todo este último año”.

“Se encareció muchísimo la producción, cuesta mucho hacer un libro. Aún así es una industria vigorosa que sigue publicando y generando materiales, sigue en pie pero con muchas dificultades en este contexto”, finalizó.