Amplio despliegue sanitario en Laguna Blanca

Como parte de las tareas realizadas en el marco de la edición 36 de la Fiesta Nacional del Pomelo, brigadistas y promotores de la salud, del ministerio de Desarrollo Humano formoseño, intensifican, desde hace semanas, tareas preventivas para evitar la presencia del vector de las enfermedades del Dengue, Zika y Chikunugnya.

En este sentido, agentes de la salud concretan diversas tareas tales como: fumigaciones espaciales y domiciliaras en los distintos barrios de la ciudad de Laguna Blanca, promoción de hábitos saludables, el uso de repelentes anti-insectos, entre otros; acentuando las tareas en el predio donde se desarrolla el conocido evento al que una multitud de personas asisten año a año.

Desde el área de vectores y zoonosis de la cartera sanitaria provincial, recuerdan que una de las medidas preventivas fundamentales para evitar la picadura del Aedes aegypti, vector de las mencionadas enfermedades, es mediante el uso de repelentes, y su aplicación debe ser renovada cada dos o tres horas.
Cobertura del 107 – SIPEC

El Sistema Integrado de Emergencias y Catástrofes (SIPEC) también se encuentra brindando cobertura sanitaria en el lugar. Desde el día de ayer,unidades móviles equipadas con tecnología adecuada se encuentran apostadas estratégicamente en el predio del festival, contando con recurso humano capacitado para brindar respuesta a cualquier situación que requiera su intervención.

En cuanto a la ubicación de las ambulancias, desde la coordinación del SIPEC mencionaron que al costado del escenario principal se encuentra apostada una Unidad de Terapia Intensiva Móvil, en tanto que otras tres Unidades de Traslado, están dispuestas respectivamente al costado del escenario de la doma, en el acceso principal y en el camping del lugar.