Dos motocicletas fueron recuperadas durante recorridas preventivas

Todos los procedimientos realizados con éxito y que posibilitaron el recupero de motocicletas, no son producto de la casualidad, sino que guardan relación a un apego estricto a las políticas de seguridad que se llevan adelante en todo el territorio provincial, y que son el reflejo de los lineamientos marcados por el Estado provincial en materia de seguridad. 

El primer procedimiento tuvo lugar el jueves en horas de la mañana, cuando efectivos de la Zona III del Comando Radioeléctrico Policial, efectuaban patrullajes preventivos en el barrio San Antonio de esta ciudad capital.

Durante esa tarea, los vecinos se acercaron a los uniformados y comentaron que en el sector se encontraban personas desconocidas manipulando una motocicleta.

Con la información aportada, los efectivos policiales se constituyeron al lugar sindicado momentos antes, donde realizaron un amplio recorrido observando que en un sector de abundante vegetación se encontraba oculta una motocicleta de 110 cilindradas.

En presencia de testigos se extrajo el rodado, tratándose de una motocicleta marca Motomel, color blanco y negro, cuyo número de chasis y motor fue cursado a la Dirección General de Informática, informando que el rodado fue sustraído horas antes, procediéndose en consecuencia al secuestro preventivo y posterior traslado a la dependencia jurisdiccional donde se inició un Expediente judicial.

En la comisaría, el damnificado reconoció el rodado como de su propiedad, haciéndole entrega bajo acta, previo justificar la propiedad, conforme lo ordenado por el juez de turno. La investigación continúa a fin de establecer la identidad de las personas involucradas en la sustracción del rodado.

El segundo procedimiento se llevó a cabo en la noche del jueves, cuando efectivos de la Comisaría Segunda realizaban patrullajes de prevención en la intersección de la Avenida Gutnisky y calle Freitas del barrio La Pilar.

Allí encontraron una motocicleta marca Suzuki 110 cilindras, sin sistema de seguridad. En el lugar dialogaron con vecinos y ocasionales transeúntes, a los efectos de establecer la procedencia del rodado, desconociendo las personas quien lo dejo y la identidad del propietario.

Luego se consultó los guarismos de motor y chasis a la Dirección General de Informática, informando el operador de turno que no registraba pedido de secuestro. Por prevención, procedieron al secuestro preventivo en presencia de testigos, y posterior traslado a sede policial.