Tras cinco allanamientos, la Policía esclareció varios hechos delictivos en el barrio San Juan I

En el marco del sistema de Seguridad Publica que lleva adelante la Policía de la Provincia de Formosa, en consonancia con las Políticas Públicas del Gobierno Provincial, los efectivos policiales desplegaron una amplia tarea investigativa que derivaron en cinco allanamientos en el barrio San Juan I, de esta ciudad.

Durante los allanamientos se demoraron a dos personas que estarían implicadas en una causa y recuperaron los bienes denunciados como sustraídos.

Los hechos delictivos fueron perpetrados en dos inmuebles ubicados en el barrio San Juan I el pasado viernes y sábado pasado por la noche, donde los damnificados denunciaron que desconocidos sustrajeron varios bienes de valor de su propiedad.

Ante los hechos, el jefe de la Comisaria Cuarta dispuso un amplio despliegue de los efectivos a su cargo para la investigación de las causas, tarea que fue llevada en diversos sectores del barrio San Juan I, donde realizaron trabajos de campo, entrevistas a vecinos del lugar, reuniendo así de esta manera, información importante que dio un avance significativo logrando determinar la identidad y la residencia de los presuntos autores de los hechos.

Labor investigativa que fue judicializada y puesta en conocimiento del Juez de turno, solicitándosele las ordenes de requisa domiciliaria para cinco domicilios.

Mandato judicial que fue efectivizado en la mañana del miércoles último, de manera conjunta con efectivos de la Comisaria Cuarta, Brigada Investigativa, Zona Tres del Comando Radioeléctrico Policial, Destacamento Desplazamiento Rápido y peritos de Policía Científica, lográndose la aprehensión de un sujeto mayor de edad y la retención de un menor como así el recupero de dos moto-guadaña, un tubo de gas de 10 kilos, dos reposeras, un colchón, un amoladora, un televisor plasma, un ventilador, cajas de herramientas varias, motor de una motocicleta, plásticos varios de motocicleta, entre otros elementos de interés a la causa, procediéndose al secuestro de los mismos.

Tanto demorados como bienes recuperados fueron trasladados a sede policial, donde el mayor de edad fue notificado de su situación procesal, en tanto el menor una vez finalizadas las diligencias conforme protocolo de intervención fue entregado a su progenitor en carácter de guarda tutelar, poniéndose a disposición del magistrado interviniente las actuaciones llevadas a cabo.